¿Podríamos vivir sin las redes sociales?

¡Hola!

Como no sé a qué hora estarás leyendo esto mejor te saludo con unos buenos días, buenas tardes y buenas noches. Frase que por cierto es de un clásico del cine: El show de Truman. Si no la has visto ya estás tardando en verla. Aunque, no hemos venido a hablar de cine sino de las redes sociales.

¿CUÁNTO TIEMPO INVERTIMOS EN LAS REDES SOCIALES?

Por suerte o por desgracia (para algunos) vivimos en en la era de la información.  Una era en la que las personas pasan más tiempo navegando en internet que viendo la televisión. De hecho, y aquí viene un dato curioso, fue en 2015 cuando el tiempo invertido en las redes sociales superó al tiempo invertido en ver la televisión.  

Tres años después el promedio del tiempo invertido, en base a las estadísticas sacadas de MediaKix, son: 

Al día

  • Youtube: 40 minutos
  • Facebook: 35 minutos
  • Instagram: 15 minutos
  • Twitter: 10 minutos

Tiempo utilizado en redes sociales a lo largo de la vida:

  • Youtube: 1 año y 10 meses
  • Facebook: 1 año y 7 meses
  • Instagram: 8 meses
  • Twitter: 20 días

Si sumas todo el tiempo que inviertes en las redes sociales a lo largo de toda tu vida sale aproximadamente cinco años.  

En cinco años te da tiempo a recorrer la Gran Muralla China, escalar el monte Everest 32 veces, pasear a tu perro 32.000 veces, viajar a la luna unas 30 veces…

¿Es mucho tiempo, verdad?

¿POR QUÉ NOS ENGANCHAN TANTO LAS REDES SOCIALES?

Las redes sociales son un regalo. Me voy a poner un poco filosófica, pero no os asustéis que no será durante mucho tiempo.  

El ser humano nace predispuesto a vivir en sociedad.  Necesitamos de los demás para crecer, para desarrollarnos, aprender… Necesitamos contar y que nos cuenten. Un quid pro quo en el que “damos y recibimos”.

En este punto tengo que decir que Sheldom Cooper tiene razón: 

Dar regalos se basa en la reciprocidad. Se convierte en una obligación.

Estoy segura de que alguna vez os han regalado algo e instantáneamente ya estáis pensando cómo lo podéis devolver. ¿A qué sí?

En el fondo todo regalo te hace prisionero de un contraregalo.  y eso, queridos agentes inmobiliarios, es lo que ocurre con las redes sociales

Dar un like en facebook, comentar una foto en Instagram o un vídeo de Youtube. Hacer un retuit en Twitter implica que la otra persona te responda a esa acción. Con otro like, con otro comentario, con un retuit…  y así en un bucle sin fin.  Cuando te quieres dar cuenta las redes sociales te han absorbido. ¡Menudo problema! 

Me apuesto un “follow”  a que no sueles dar like o comentas a aquellas personas que nunca lo hacen contigo. ¿Verdad?

Por todo esto que he comentado las redes sociales se han convertido en un elemento irresistible para nosotros. Es un caramelo que te pone ojitos las 24 horas del día ¿a quien no le gustan los regalos?

Me gustaría terminar este primer artículo retándote. ¿Eres capaz de subir una foto a facebook y conseguir cinco likes?

¡Coméntame los resultado!

 

 

8 respuestas a “¿Podríamos vivir sin las redes sociales?

  1. Domingo nuevacasa.online 19 junio, 2018 / 7:45 pm

    Una gran reflexión. Redes Sociales, transformación, marketing, nuevos conceptos de negocio, clientes digitales, etc. Mucho camino por recorrer todavía. Laura, ¡contamos contigo!

    Le gusta a 1 persona

    • laurawitei 21 junio, 2018 / 3:15 pm

      Gracias por el comentario Domingo!

      Me gusta

  2. Paco Jorge 20 junio, 2018 / 1:12 am

    ¿Vivir sin redes sociales? Sí, claro que sí. Y volveremos a quedar con esos amigos que no vemos nunca (sólo en “estados de whatsapp”)… Ufff que pereza.

    Cada momento de la historia ha tenido sus hitos, inventos, costumbres, que han cambiado a la Humanidad. Cuando llegó el fuego, la rueda, el carbón, la electricidad, la penicilina, la televisión, internet…. El hombre ha ido adaptándose a su tiempo. Siempre nos quedará eso de “cuando yo era joven….”, pero no podemos dar marcha.

    Ahora, ya no nos sentamos la familia alrededor de un pequeño televisor en blanco y negro, a ver el programa que ponían en el ÚNICO canal que existía. Ahora tenemos una infinidad de canales, donde poder elegir a la carta que contenido y en qué momento verlo. Y aún así, cada vez queremos más ese contenido exclusivo en nuestra “mano”.

    Los smartphones nos han cambiado más que nada en las últimas décadas. El avance en la tecnología, ha posibilitado que cada uno de nosotros tenga su propio “generador de contenido a medida”. Nuestros likes y “seguidos” marcan que nos aparecerá en cada momento en nuestra pantalla.

    Queremos saber al instante la “vida” de nuestros amigos y conocidos, y ¿por qué no? También de esas personas que no conocemos de nada, pero que despierta en nosotros curiosidad, atracción. Las redes sociales nos han hecho “amigos” de cientos de personas, que nunca habríamos conocido en la “vida” real. Y que incluso, con las que si nos cruzamos por la calle, por casualidades del destino, ni nos atrevemos a saludar.

    Ya hay demasiada gente que no lee un periódico, sino que lee las noticias en Facebook. Lo que ocurre, al instante está en Facebook. O no es tan importante.

    La música no está en la radio. Las tendencias de youtube son los números 1 de este tiempo.

    Hace 12-13 años yo no tenía teléfono móvil. Hace 15 no tenía internet. Quizás tampoco tenía “495 amigos en facebook”, no tenía 410 followers en instagram, 200 contactos de Linkedin, o nadie me leía en Twitter. Sólo tenía un montón de conocidos, unos pocos grandes amigos, sólo compartía mi tiempo en momentos “cara a cara” con ellos, hacía deporte, tomaba unas copas, HABLÁBAMOS sin interrupción (sin que se entrometa en la conversación gente al otro lado de un “whatsapp”).

    Pero realmente, ¿estamos preparado para volver a “vivir” la vida de esa manera? O más bien, ¿la nueva vida real es ésta? Y la que nos toca vivir, y adaptarnos porque cada vez los cambios son a mayor velocidad. Y aprender a sacarle el beneficio que tienen.

    Yo por lo pronto, “Pienso vivir para siempre, o morir en el intento” (G.M.)

    Le gusta a 1 persona

  3. laurawitei 20 junio, 2018 / 8:33 am

    Muchas gracias por el comentario Paco! Creo que sería imposible vivir como antes… No paramos de evolucionar en cuanto a comunicación y la transformación digital es parte de esa evolución. Es cierto, como comentas, que se pierden muchas cosas por el camino, un contacto más cara a cara, sentarse con la familia a hablar… pero y como vuelves a comentar,, hay que adaptarse y sacar los beneficios de los cambios. “Renovarse o morir”

    Me ha gustado mucho tu reflexión, la verdad que se podría extender durante horas y horas… y me encanta!

    Espero verte más por aquí

    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s